SILLA “Y”. UN DISEÑO EMERGIDO DEL SIMBOLISMO.

Del diseño efervescente londinense nace una silla de simbolismo puro y transgresor.

La silla “Y” es hija de la ciudad de Londres y propia de su dinamismo y de una fórmula explosiva: la de un joven diseñador italiano afincado en la capital británica. Dario Costa nos propuso un diseño radicalmente contemporáneo y transgresor concentrado en un objeto de diseño con auténtico carácter . La silla “Y” trasciende la estética común de las sillas para jugar con su estructura tubular a otro nivel, formando su sello con la letra Y en su lateral y generando una estética general minimalista y elegante.

El asiento y respaldo de madera contrachapada curvada y teñida en tonalidades radicalmente modernas, como el tono azul klein, está realizada con unas sinuosas formas que se adaptan a la perfección a la ergonomía humana, manteniendo a la vez una estética suave y elegante cuando se une a la propia estructura de la silla.

Buscar diseñar una silla que sea diferente, innovadora y estéticamente adaptable a diferentes ambientes contemporáneos no es tarea fácil, con esta tipología de producto tan colapsada como es el de las sillas. “Y” es diferente, es transgresora y su innovación recae en su conjunto, donde sus formas generan una visión como la de un clásico del diseño contemporáneo. Y es en ese punto donde nuestra edición se pone en marcha, cuando detectamos esos rasgos de potencial icónico en un diseño sereno, maduro y desenfadado a la misma vez.

La silla “Y” es apilable y se puede componer en diferentes combinaciones de colores, desde un acabado monocromático hasta jugar con las finas tonalidades de la madera natural. Destacamos el acabado en negro monocromo, donde destaca claramente la vitalidad de un diseño joven influenciado en la capital de la modernidad, junto con un toque de experiencia de elegancia y minimalismo que le confieren un espacio entre las mejores sillas con personalidad propia, ideal para los espacios de diseño interior más contemporáneo.

Puedes ver más detalles en este enlace:

Silla Y